El dulce zumbido de las ideas

Tras las lucesCon-ciencia y consciencia

Capturar la luz es uno de los principios básicos de la fotografía que los avances de la ciencia ha ido haciendo posible.

Y está esa otra luz interna en forma de ideas o inspiración que el cerebro intenta atrapar lanzando constantes nubes de hipótesis sobre las percepciones que obtenemos de los sentidos. Pero en esa humana necesidad de respuestas tendemos a buscar identificación con lo conocido para ajustar el mapa y seguir avanzando.

Pero, ¿cómo saber que lo percibido por los sentidos es real? ¿cómo esquivar el confort de lo re-conocido para recrearnos en la belleza?

La breve secuencia que recoge este timelapse muestra fugaces y artísticos trazados surgiendo del aparente caos. Son mosquitos revoloteando bajo la luz del sol pero me ha hecho pensar en las ideas intentado conectar posibilidades y sueños. Y en que si suprimimos moldes y prisas, los resultados pueden ser realmente bellos.

(01:03 m.)

, , , ,

12 Responses to El dulce zumbido de las ideas

  1. Paulino 17 diciembre, 2012 at 10:54 #

    Las imágenes que nos regalas me sugieren el fenómeno de los fosfenos. Esas lucecitas o trayectorias que percibimos con los párpados entornados siempre las he relacionado con el chisporroteo de conexiones que tenemos en nuestro interior.

    También ponen en evidencia cuestiones relativas a lo que vemos y lo que percibimos.

    En cuanto a relacionar distintos sentidos…

    “En 2002 el Instituto de Astrofísica de Canarias desarrolló un programa de sustitución sensorial en el que se crea un espacio visual sonoro. Expliquémonos: se crea un espacio sonoro que los ciegos pueden interpretar. Pensemos por ejemplo que todos los objetos se recubren de campanillas que suenan al mismo volumen, la distancia viene señalada por el nivel de dicho volumen”.

    • Isabel Iglesias 17 diciembre, 2012 at 11:23 #

      Es sorprendente como se ha avanzado con la utilización del sonido para las personas ciegas. Es algo con lo que he nacido, ya sabes que mi hermano el mayor, Fernando, es ciego.

      Este año se ha apuntado a un curso de fotografía (una excelente iniciativa de Felipe Alonso en la que también está alguno de nuestros protas :)) y ya está haciendo fotos. Me explica sus avances y la identificación de los colores con canciones. Por ejemplo “Imagine” es el blanco. Esta es una de sus fotos y las palabras de lo que le produce.

      Lo cierto es que gracias a mi hermano Fernando todos hemos incorporado habilidades y percepciones que no son habituales. Y por supuesto la relación que tenemos con la música es muy especial 🙂

      • Paulino 18 diciembre, 2012 at 10:40 #

        Me gustan tanto la foto como las palabras de Fernando. A los que nos encanta caminar por la montaña de noche oscura, se nos hace más sencillo entender el poder y “color” de los ruidos.
        Un simple arroyo de poco caudal cuyo susurro pasa casi desapercibido de día, se torna en bullicioso río con la oscuridad…

        Muxuak!!

        • Isabel Iglesias 18 diciembre, 2012 at 19:24 #

          No me extraña que lo entiendas, con tu afición a caminar por la montaña en noche oscura. Los cinco sentidos (además del sexto ;)) son una bendición, pero lo es más todavía el aprender a utilizar y disfrutar cada uno de ellos individualmente.

          La “fría oscuridad” es el contexto perfecto para escuchar-nos en esos murmullos (internos o no) que no podemos/queremos/sabemos interpretar demasiadas veces.

          Bicos!!

  2. Iago 17 diciembre, 2012 at 14:31 #

    Perdón por romper el lirismo, pero es que posteaste esto sin que me dieras tiempo a explicarte que Caldevilla vio la posibilidad de grabarlo al caer la luz, pero también por tener cerca unos montoncitos de estiércol que empezaron a aporrear para que las moscas se animaran un poco…

    • Isabel Iglesias 17 diciembre, 2012 at 16:20 #

      Pues mejor me lo pones para la metáfora 😀

      Si revolviendo la mierda se consiguen cosas tan bellas no hay por qué perder la esperanza. Algo bueno saldrá de todo el revoltijo que tenemos ahora…

      • Paz Domínguez Ara 17 diciembre, 2012 at 20:33 #

        “…las ideas intentado conectar posibilidades y sueños. Y en que si suprimimos moldes y prisas, los resultados pueden ser realmente bellos.” Si, Isabel, así es. Gracias por ponerle palabras.

        Impresionada, por el trabajo de Felipe Alonso. He visto la foto que ha realizado tu hermano y es emocionante.

        Por cierto, he visto algún que otro “calcetín” suelto, jeje

        Un abrazo Isabel. Hay casas dónde siempre te reciben bien y te vas con una sonrisa 🙂

        • Isabel Iglesias 17 diciembre, 2012 at 21:23 #

          Es cierto Paz, a veces las palabras nos regalan alguna certeza chiquitita, porque lo cierto es que las ideas van más rápido que las posibilidades, ¿verdad? Es algo que me alucina de ti, la capacidad de soñar y de concretar al mismo tiempo. La verdad es que el viernes disfrutamos como niños cuando íbamos viendo vuestras galletas en la red.

          El trabajo de Felipe Alonso es fantástico. Es esa naturalidad de no atarse a lo “normal”.

          Estamos intentando reunirnos el sábado con los protas de Máscaras para unir otra de esas ideas que andan queriendo enlazarse. Os mandaremos un saludo especial 😉

          Gracias por todo Paz. Tu energía es tan contagiosa como balsámica. Un abrazo de todos!!!

          • Paz Domínguez Ara 18 diciembre, 2012 at 23:52 #

            Isabel,

            Es posible que las ideas vayan más rápido que las posibilidades, pero creo que también tiene que ver con los tiempos modernos de la maldita inmediatez en todo.

            No hay nadie que pueda crear, innovar, ensamblar, coser, cocinar… sin dedicar tiempo a pensar, soñar, volver a pensar, probar, equivocarse, colaborar… Por eso me gusta tanto el ritmo artesano.

            Y si, tienes razón, sueño y me tiro a la piscina, pero normalmente paso meses antes de dar el triple salto, dándole vueltas y más vueltas.

            Mi infancia en una españa franquista y gris, en una escuela de monjas, con un padre guardía civil y una madre progre medio vasco-catalana ayudó a convertirme en una mujer fácil de acción directa, jajajajaja

            Veremos la cara de los protas de Máscaras cuando vean sus galletas 🙂

            Un abrazo grande

            Paz

            • Isabel Iglesias 19 diciembre, 2012 at 9:44 #

              Para mí cocinar es una forma espléndida de dejar que la cabeza haga su trabajo, haciendo alquimia de olores y sabores. Es como si preparara pociones mágicas.

              Con esos antecedentes no me extraña que seas ciudadana del mundo. Las gallegas tenemos algo de eso también. Seguiremos haciendo de todo artesanalmente…

              Muchos abrazos, para que repartas con mi tocaya y con Susana 🙂

Trackbacks/Pingbacks

  1. El dulce zumbido de las ideas | IG - 17 diciembre, 2012

    […] Publicación original: enPalabras […]

  2. El dulce zumbido de las ideas - 17 diciembre, 2012

    […] El dulce zumbido de las ideas […]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies