Fin de la o(ku)pación

Marzo 2008 – Abril 2011

Duró 3 cumpleaños, pero perdurará mucho más. Un final anunciado sobre el que reflexionaba no hace mucho y otra victoria adjudicada al bando de los de siempre. Otro regalo para los que alimentan tertulias sobre arcaicas líneas rojas.

Hoy hicieron estar a las fuerzas de seguridad y el orden, las que pagamos toda la ciudadanía. Tenían «el encargo» de proteger el interés de pocos en contra de las necesidades de muchos. Y así fue, con su madrugadora música de cristales rotos y ausencias.

 Durante tres años, La Casa de las Atochas se convirtió en todo un ejemplo y símbolo de integración y espacio de libertad pero, como explica Juan Freire: «Muchos políticos empiezan a comprender que es positivo que en la ciudad existan procesos que no controlan y con los que incluso pueden no estar de acuerdo. Pero en Coruña no sucede esto. Todo atisbo de participación ciudadana es cortado de raíz cuando no puede ser perfectamente controlada por el poder».

Esto fue lo que sucedió hoy, a las ocho de la mañana. Así lo vimos desde enimaXes. Nada que ver con aquel marzo de 2008 cuyas imágenes vuelvo a poner más abajo.

 Así fueron los inicios

, , ,

5 Responses to Fin de la o(ku)pación

  1. cumClavis 12 abril, 2011 at 15:39 #

    Las ciudades [compañías] que no se dan cuenta que sus ciudadanos [mercados] ahora están interconectados persona-a-persona, y por consecuencia volviéndose más inteligentes y profúndamente unidos en conversación, están perdiendo su mejor oportunidad.

    Las ciudades [empresas] inteligentes harán lo que sea necesario para lograr que lo inevitable suceda cuanto antes.

    Afortunadamente el manifiesto Cluetrain augura un futuro prometedor…esperemos que no sea más lejano todavía…

    Gracias por el post!

  2. Isabel 12 abril, 2011 at 17:47 #

    «ciudadanos interconectados persona-a-persona, y por consecuencia volviéndose más inteligentes y profúndamente unidos en conversación»

    Manel, reconozco que es así como hay que explicarlo, yo tiendo a perder la paciencia con quien se supone que tiene que estar al servicio de la ciudadanía. De nuevo elecciones y se multiplican los perfiles virtuales de los elegibles… Y se sentirán modernos!

    Tienes razón, hay que enfocarlo como «oportunidad», pero eso también me cabrea porque hace mas obvio que no se sienten ciudadanía. Como si fuéramos la presa.

    Tu definición es perfecta. Como siempre, la conversación mejora la idea original.

    Muchas gracias Manel!

  3. Daniel 14 abril, 2011 at 8:33 #

    Recién llegado a este blog siguiendo la pista de Goio Borge, solo quería felicitarte por él porque lo poco que he leído (iré descubriendo más, con tiempo) me ha gustado mucho: por los temas y sobre todo, por la manera de exponerlos.
    Es posible que en alguno de mis paseos por Coruña (ciudad en la que estuve viviendo unos meses y que añoro más de lo que quisiera) me haya cruzado con la casa de Las Atochas y me haya pasado desapercibida. Pero gracias a tí he descubierto el trabajo, la unión colectiva y las buenas intenciones de un colectivo que, ahora, por culpa de los de siempre, quedan enterradas. A veces uno piensa, no sin cierta desesperanza, que hay poco que hacer.
    Un saludo!

  4. Isabel 14 abril, 2011 at 9:21 #

    Hola Daniel. Muchas gracias. Pues ahora, gracias a Goio, llego yo también a tu blog. Sin duda, estos descubrimientos son lo mejor de Internet.

    No creas, la Casa das Atochas también le ha pasado desapercibida a mucha gente de aquí, pero yo prefiero quedarme con lo positivo de todas estas experiencias que nacen fuera de planificaciones oficiales y que, sin duda, irán encontrando su espacio de libertad entre la ciudadanía.

    Ni siquiera es necesario estar de acuerdo con todo lo que implican, pero son imprescindibles para que las personas conversen, se conozcan, se remezclen. Puro dinamismo, que falta nos hace.

    Muchas gracias acercarte hasta aquí, y por comentar. Nos leemos 🙂

Trackbacks/Pingbacks

  1. Fin de la o(ku)pación | IG - 12 abril, 2011

    […] Publicación original: enPalabras […]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies