Otras miradas

Conformismo adaptativo

IMG_20141027_174910Construimos conversando hacia dentro, pero el tránsito hacia la reflexión viene del descubrimiento tras dejar que nuestros pensamientos se reflejen en el universo que nos rodea. Y en esa capacidad transgresora encontramos la libertad para pensar los límites. Y para poder olvidarlos.

Se dice que la supervivencia no depende de ser más fuerte sino de la capacidad de adaptación pero, si “lo único constante es el cambio”, ¿a qué tipo de adaptación nos estamos refiriendo? Más interesados en lo que sabemos que en lo que no sabemos seguimos siendo una sociedad de creyentes: puro síntoma de conformismo adaptativo en este afán por las respuestas.

La afirmación de que los entornos de baja incertidumbre son cosa del pasado no es sino la constatación de hasta que punto nos hemos dejado capturar por las reglas del mercado (que no la economía de mercado). Si de verdad queremos considerar la humanidad de nuestras vidas, la pretensión de objetividad es, tal vez, la más inútil de las utopías.

La frontera, esa en la que habitábamos algunos (auto)proscritos, se está convirtiendo en un lugar muy concurrido, demasiado colonizado. Esperemos que pronto se asiente algún nuevo paradigma para que el infinito recupere ese espacio en el que poder seguir indagando en las preguntas.

Compartir

7 comments

  1. Creo que hay mucho de eso, loquear con la novedad para seguir olvidando lo esencial. Y lo que ahora parece un sarpullido de burbujas no es sino la división de aquella tan grande de «España va bien». Sí, actitud crítica y aplicarnos en hacer.

    Gracias Julen. Buen día 🙂

  2. El tema està en lo que dices, que no se trata tanto de adaptarse como de reconocerse en el continuo equilibrio que tenemos desde que adoptamos la bipedestación 😉

    Puede que en ese mundo en continuo movimiento haya quien se haya tirado al suelo para, de este modo, no mantener el equilibrio y nos describa lo que ve desde esta altura…lo digo por la falta de miras que se está poniendo de moda y esta aprehensión a la estabilidad del pequeño momento…

    Buena reflexión, Isa. Un bico

    1. Parece que la cinetosis es un trastorno muy abundante, igual por eso el atractivo de contemplar, opinar y actuar a ras de suelo. Buena imagen caballero 🙂

      Tal vez convendría recetar biodramina para el alma. O igual es que otr@s deberíamos tomar, como decía Sabina, “pastillas para no soñar”.

      Recogido el bico y de vuelta un petó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies