Porque… ¿a qué se dedicaban las mujeres?

Investigando enfoques

De la amnesia a la sobredosis de datos, la recuperación de la memoria histórica parece, en muchos casos, un síntoma de febriles estados transitorios. Y digo esto con mucho cuidado puesto que lo que no me gusta es el mal uso de los conceptos.

Una etiqueta debe ser una referencia de uso, un protocolo de entendimiento, un estado transitorio y revisable. Jamás debe convertirse en el cajón de sastre al que parecemos tener tanta afición como a los titulares.

“Memoria histórica” no me parece una definición correcta si sólo implica enfrentamiento y archivo mientras se pasa por alto lo que debe ser su objetivo, que necesariamente ha de enlazar con el motivo que origina la necesidad de recuperación: justicia, aprendizaje, progreso… ¡Depende! Si hablamos de personas, no me suelen gustar las grandes teorías porque lo colectivo no es sino un conjunto de identidades personales enredadas en el marco de un contexto.

Todo esto pensé en 2008 cuando la presidenta fundadora de las organizaciones de empresarias de Galicia se sublevaba, con razón, por lo que consideraba una oportunista manipulación de las instituciones al organizar la exposición “Pioneiras“. Conociendo mi afición a cuestionar y a investigar, acudió a mí con lo que ella pretendía que fuera el gran homenaje a las que estaban vivas. Y lo quería… ¡Ya!

“Quizais porque como muller de acción gusta máis de feitos que de promesas. Quizais porque o tempo sempre se lle fixo curto, a pesares de que semella ter vivido máis vidas que o resto. Quizais porque  reivindica, para si mesma, e para as demais, o dereito a contar en primeira persoa os grandes ou pequenos acertos e erros. Quizais porque o tempo foille dando a  certeza de que as palabras son un instrumento poderoso”

Pero no era tan sencillo, sobre todo por la falta de datos, de registros y de canales de información, que tan sólo permitía obtener datos de los casos excepcionales que tanto gustan para los reportajes en los días “D”. El objetivo eran empresarias “de a pié”, cuya “falta de excepcionalidad” no suele merecer la categoría de referenciable en los canales oficiales.  Hubo que convencerla de que debía hacerse con un cierto rigor y eso implicaba recursos, sistema, etapas y objetivos medibles.

Acordamos pues una primera fase de “contextualización” que se podría ir completando con el tiempo, a medida que se fueran creando nuevas asociaciones comarcales, que facilitarían el contacto con las empresarias jubiladas a las que quería ir re-conociendo.

A pesar de mi afición al relato, lo que me resultó especialmente satisfactorio fue la búsqueda de enfoque para la construcción del contexto, hasta que llegamos a la conclusión de que el punto de partida tenía que ser la “percepción social y el tratamiento histórico respecto a la actividad empresarial de las mujeres”. El proceso está descrito en el capítulo del libro que habla de “Contexto e metodoloxía” y “Antecedentes inmediatos”.

“O que si proba esta carencia é a herdanza de séculos de silencio que axuda a  contextualizar a percepción social e histórica do traballo das mulleres cobrando sentido, máis que nunca, a diferenciación traballo-ocupación-salario-emprego”.

“De feito, unha das principais conclusións, de carácter cualitativo, refírese á constante omisión, por pudor cando non mal intencionado esquecemento, respecto a datos que relacionen o traballo e a ocupación das mulleres co diñeiro, de lexitimar os seus intereses e aportacións económicas  incluso cando esta se refería claramente a actividades “extradomésticas” e remuneradas“.

Si algo se pone de relevancia en estas páginas es que, bajo esa expresión de “actividades extradomésticas remuneradas” se ocultaban auténticas iniciativas empresariales que, en muchos casos, no sólo constituían el único soporte económico sino que crearon y dinamizaron auténticas redes comerciales. Y todo esto en una época en la que la tradición, pero sobre todo la ley, prohibía a las mujeres ejercer y liderar ningún tipo de actividad económica remunerada. Ni siquiera disponer de su propio dinero en casos de herencias.

Por eso decía al principio que lo importante de los trabajos de recuperación está en la construcción del contexto pero, para eso, la perspectiva histórica implica preguntarse por las causas de ese silencio y la relación con la situación actual. Y contarlo es importante porque las palabras son un instrumento poderoso.

La sorpresa y el regalo de Sant Jordi

Esta parte de la investigación fue realizada en 2008 y quedó, como era de esperar, en el circuito de estudios temáticos en los organismos habituales. Por eso me sorprendió en noviembre de 2011 que la Diputación de A Coruña mostrara interés en su publicación. Y la sorpresa tuvo un envoltorio especial porque la imprenta lo tuvo listo el día de Sant Jordi.

Sabemos cómo va esto de los libros y los modelos de negocio pero, no voy a mentir, me hizo mucha ilusión tener mi libro en las manos. Ahora vendrá la presentación oficial y esas cosas pero lo que más me ha gustado fue recibir este regalo especial en el día adecuado 😉

, , , , , ,

42 Responses to Porque… ¿a qué se dedicaban las mujeres?

  1. Francisco Navarro 2 Mayo, 2012 at 13:18 #

    La “memoria histórica” es un oximoron… nada más alejado de la historia que la memoria. Cada vez que evocamos un recuerdo lo desvirtuamos, el que más llevemos a las mientes es el más alejado de la realidad. La historia debe ser el relato de los acontecimientos lo más neutra y neutral posible… o al menos eso creo.
    ¡¡Enhorabuena!!

    • Isabel 2 Mayo, 2012 at 16:06 #

      ¡¡Gracias Francisco!!

      De entrada he puesto la dirección de tu blog en el encabezado, que para eso está 🙂

      Tus palabras me hacen pensar porque te considero el maestro de los relatos, un talento especial para sacar la grandeza de lo que en lo cotidiano no se nos muestra, que no tienen muchos escritores. Tú sí.

      Es cierto que los recuerdos los desvirtuamos, los vivimos dos veces como se comentaba en alguna tertulia reciente no sé si en casa de Manel o de Francesca, pero la suma de cada una de nuestras vidas va conformando una realidad cuyas evidencias a veces tardamos demasiado en reconocer.

      Lo interesante es conseguir que datos y sentimientos, objetividad y pasión, caminen de la mano.

      Muchas gracias por estar ahí. Y por todo. ¡Un abrazo!

  2. Francesca Cañas 2 Mayo, 2012 at 13:56 #

    ¡Enhorabuena Isabel! tiene muy, pero que muy buena pinta.

    Francisco dice que no hay nada más alejado de la historia de la memoria… no sé… yo dudo de que exista la neutralidad y, caso de existir, de que me interese. Me gustan más los libros donde los protagonistas cuentan lo que sintieron, que los informes donde se relatan los hechos sin sus circunstancias ¡eso es historia también!… ya digo que no sé, tiene matices… podríamos abrir un debate sobre eso 🙂

    Mucha suerte con el libro. Un abrazo.

    • Isabel 2 Mayo, 2012 at 16:11 #

      Es cierto, los informes suelen ser muy aburridos porque les faltan dos cosas muy importantes: los sentimientos y la intención real de visión de futuro.

      En realidad creo que tú, al igual que Francisco, soy dos buenos narradores de lo cotidiano, cada uno con su perspectiva y con un lenguaje muy propio, pero ambos con sincera pasión.

      En realidad no espero nada en especial de esta publicación, es más, el estudio lo he continuado en varias partes del enfoque y no está en este libro, pero no puedo negar que me ha hecho, sobre todo porque no fue buscado, muchísima ilusión.

      Lo del debate que dices suena bien. Yo me apunto.

      Muchas gracias Francesca. ¡Un abrazo! 🙂

  3. Juana 2 Mayo, 2012 at 18:36 #

    La memoria jamás es objetiva, todo recuerdo está asociado a una emoción y, las emociones te arrastran sin tregua …. es como controlar la bajada por un rápido, puedes intentar mantener el equilibrio, solo eso …. pero debes saber que es arriesgado ….
    Me interesa ese debate ….
    Un placer circular por aquí

    • Isabel 3 Mayo, 2012 at 9:06 #

      Incluso se diría que por suerte no es objetiva, por eso veces podemos pasar por encima de los hechos y superarlos. Percepción y memoria son dos conceptos que van muy asociados, la tarde de lluvia que para una persona es deliciosa e íntima para otra resulta aburrida y claustrofóbica. Pero lo que es indiscutible es la lluvia en sí misma. Incluso el relato de lo que cada uno hacemos con esa tarde de lluvia. 😉

      Ya me estaba yo imaginando la mesa con café y tertulia para este debate. Además, te echo de menos. ¡¡Muchas gracias Juana!!

  4. Goio Borge 2 Mayo, 2012 at 21:20 #

    ¡Qué estupenda noticia, oiga! Enhorabuenas todas, no se tiene un libro publicado con mucha facilidad!! Y visto el tema y el día, es de justicia que te ‘regalaran’ el libro en vez de una rosa, que en este caso la rosa habría sido sangrante…

    • Isabel 3 Mayo, 2012 at 9:09 #

      En el fondo somos como niños, nos ilusionamos fácilmente con aquello que se sale un poco de lo habitual. La verdad es que fue una coincidencia estupenda, seguro que si se intenta planificar, no sale. Sí, sí, sin duda mejor el libro que la rosa.

      ¡Muchas gracias Goio! 🙂

  5. Paulino 2 Mayo, 2012 at 21:37 #

    “Actividades extradomésticas remuneras”, manda huevos!!

    Esa profunda investigación que has realizado, seguro que ha aireado muchos matices que a los profanos se nos escapan.

    Pero en un contexto de discriminación tan exagerada creo que será difícil construir relatos “neutrales”, porque como dice Juana, la memoria está vinculada a las emociones y mucho más en estas situaciones.

    Enhorabuena por el libro y no le restes importancia al trabajo porque, “algo tendrá el agua cuando la bendicen”.;-)

    Muxu asko!!

    • Isabel 3 Mayo, 2012 at 9:23 #

      ¿Verdad que es rebuscada? Hay que ver como nos esforzamos a veces para no llamar a las cosas por su nombre, pero es que las palabras no son nada ingenuas.
      Tienes razón, lo importante son “esos matices” que constituían el punto de inflexión para desvirtuar la realidad, por eso la parte que más me gustó fue la de encontrar un enfoque. En el proceso de búsqueda de datos, resultaba aplastante ese silencio que impedía saber esa relación de las mujeres con el dinero, ¡Como si fuera pecado tan sólo nombrarlo! Esa fue la parte que continué yo por mi cuenta, igual me animo a organizar el materia, quien sabe, puede que les interese hacer una segunda publicación.

      Yo creo que sin la emoción (la necesidad, la pasión, el miedo…) con la que estas mujeres hicieron su alianza personal para salir adelante, el contexto hubiera permanecido rígido por más tiempo. Pero que te voy a decir a ti, a vosotros, sobre las emociones, ¿verdad?

      Bendigamos el agua, el vino, y lo que haga falta. Y disfrutemos el presente para seguir construyendo futuro.

      Mila esker Paulino! Muxu asko!! 🙂

  6. Josegll 2 Mayo, 2012 at 23:15 #

    Enhorabuena Isabel!!

    Es toda una señal que el libro estuviera listo el 23 de abril; no me extraña que te haya hecho ilusión.
    Tampoco yo entiendo que la memoria histórica sea el resultado de estados transitorios, por eso estoy de acuerdo y comparto tus matizaciones a las posibles definiciones: la necesidad de esa recuperación.
    El proyecto me ha parecido interesantísimo y la expresión ‘actividades extradomésticas remuneradas’, reveladora.

    Estoy seguro que el libro merece la pena por todo el trabajo y la visión que ha habido detrás.
    Me alegro de veras.
    Saludos

    • Isabel 3 Mayo, 2012 at 9:39 #

      La verdad es que es sano interpretar estas pequeñas coincidencias de la vida como regalos porque sientan tan bien…

      El tema de la “memoria histórica” es difícil de abordar porque levanta sarpullidos a lo que a veces no queremos poner explicación ni remedio. El paso del tiempo debe darnos perspectiva para entender, corregir (cuando se puede) y, sobre todo, aprender la lección implícita para que las alarmas funcionen.

      De haber sabido que algún día se publicaría, probablemente hubiera trabajado la estructura con criterios algo diferentes, incluyendo más de la parte de análisis. Pero está bien, es, como dice Francisco, la historia del libro con datos objetivos.

      Muchas gracias Jose 🙂 Un abrazo!

  7. Manel [cumClavis] 3 Mayo, 2012 at 7:51 #

    Enhorabuena Isabel por la publicación!

    He estado ojeando el libro y me ha parecido muy equilibrado en cuanto a interés, rigurosidad, atractivo y accesibilidad. Enhorabuena de nuevo!

    • Isabel 3 Mayo, 2012 at 9:48 #

      Gracias Manel!

      En realidad la publicación no fue buscada pero ha servido para ponerme un nuevo reto a mí misma, como deduzco, por esa foto que nos avanzabas precisamente el día de Sant Jordi, que estás haciendo tú 😉

      Algo me plateaba yo hacer con el proyecto que me tiene tan abducida pero tener el libro en mis manos está acelerando algunas intenciones.

      Gracias por tomarte un momento para ojearlo. Petons!

  8. Andrés 3 Mayo, 2012 at 12:18 #

    Mujer, pues… ¡enhorabuena! Un libro es siempre un poco como un hijo, y su edición como un parto. Así que no puedo más que alegrarme (y gracias por tu comentario sobre Matisse en mi blog). Un abrazo, Andrés.

    • Isabel 3 Mayo, 2012 at 16:49 #

      Alabamos lo digital pero en el fondo hay que ver lo clásicos que somos, ¿verdad?

      Gracias Andrés. 1Abrazo 🙂

  9. Edu 3 Mayo, 2012 at 13:50 #

    Enhorabuena!!!!!!!!, lo he estado hojeando y me parece muy interesante. No he podido dejar de leer la historia de la farmacéutica, ¡una farmacia con 300 años de historia!, me parece impresionante, creo que se puede aprender mucho de aquí.

    Además, por el ratito que he estado hojeando es un estudio cualitativo en toda regla, se notan muchos días y noches de trabajo.

    Ha quedado estupendo, ahora la pregunta del millón ¿donde se puede conseguir?

    • Isabel 3 Mayo, 2012 at 16:53 #

      Edu!!!!!! Cómo me alegro de saber de ti!!!

      Pues la historia de la dentista no es para menos. Y en persona impacta!

      ¿Qué donde se puede conseguir? El tuyo ya está aquí a mi lado, por supuesto. Y la dedicatoria la escribiremos juntos. Prontito, prontito… creo.

      Gracias Edu. Abrazos para todos! 😉

  10. Julen 4 Mayo, 2012 at 6:36 #

    Qué de justicia es recuperar estas historias que suelen estar enterradas bajo toneladas de éxito empresarial grandilocuente. Bonita bonita la iniciativa. Enhorabuena, Isabel.

    • Isabel 4 Mayo, 2012 at 7:44 #

      Y son las que hacen avanzar la sociedad, que es mucho más emprendedora de lo que parece. Me entusiasman las historias pequeñas y lo que construyen.

      Gracias Julen 🙂

  11. Gonzalo Martín 4 Mayo, 2012 at 8:57 #

    “Memoria Histórica” suele ser un arma arrojadiza contra unos vivos que no estaban allí cuando pasó lo que se quiere recuperar: nadie habla de memoria histórica para saber lo que hacían los alfareros. Pero, enhorabuena, no sabía del texto. Besotes.

    • Isabel 4 Mayo, 2012 at 21:41 #

      Sé perfectamente, y comparto, su visión sobre este tema Sr Martín. Dudé si enlazarle a usted con alguna de sus brillantes reflexiones al respecto, no crea, pero al final pudieron las prisas. Aunque yo soy de esas a las que sí interesa lo que hacían los alfareros, no siempre oiga, pero en ocasiones sí.

      Cortesías aparte, me hizo mucha ilusión cuando me dieron el libro. ¡Ay, cuanta incoherencia propia!

      Muchas gracias!!! Abrazotes 🙂

      • Gonzalo Martín 5 Mayo, 2012 at 6:10 #

        No, si lo que hacían los alfareros es muy interesante. Pero me da que sus contemporáneos piensan que eso es folklore y no memoria. De hecho, lo que ha venido a hacer es un texto sobre alfareros, tengo la sensación. Lo divertido sería decirles a los memorizantes que puede que hablen de folklore. Y qué mala prensa tiene el folklore: no justifica ninguna agenda, es pintoresco.

  12. Tamara García 4 Mayo, 2012 at 10:47 #

    Un estudio diferente, que nos hace recordar la historia de nuestra vecina, nuestras familiares… todas esas mujeres que se abrieron camino y aportaron su grano de arena a una sociedad que no les ponía las cosas fáciles.

    “A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara una gota.” (M. T. Calcuta)

    ¡Un libro bien merecido! 🙂

    • Isabel 4 Mayo, 2012 at 21:46 #

      “Una gota en el mar” 🙂 Me gusta aún más que lo del grano de arena. Buena cita, muy en consonancia con el nombre de tu blog que pronto veremos en tu propio dominio, ¿no?

      Tú estás en el alma de este libro, no en vano recorrimos buena parte del camino juntas. Sin duda, ¡nos lo merecemos!

      Gracias Tamara 🙂

      • Tamara García 7 Mayo, 2012 at 10:42 #

        Pues sí, a eso ando, construyendo mi espacio web, en breve haré la inauguración… 🙂

        Todo un honor formar parte de este libro!!

        • Isabel 8 Mayo, 2012 at 9:16 #

          “Auga e aire”, ¿no es así? Te define, igual que a ese precioso lugar en el que vives. Estoy deseando ir a tu casa a tertuliar 🙂

  13. Daniel 6 Mayo, 2012 at 14:14 #

    Enhorabuena, Isabel. A comentar, sintetizando: lo lentos que son los tiempos en literatura, pero de vez en cuando tienen estas casualidades que recompensan con creces la espera…
    Y por otro lado, la reflexión sobre la valentía de los emprendedores. Porque si ahora resulta difícil, en un tiempo en que la mujer no tenía ni la mitad de independencia de la que disfruta ahora (y lo que queda), no puedo ni imaginarmelo.
    Un abrazo!

    • Isabel 6 Mayo, 2012 at 21:16 #

      Enhorabuena es lo que te diré yo a ti dentro de poco, ya verás 😉

      No niego que me ha hecho ilusión el libro, ya ves que lo digo, pero no era esa su intención. Lo hubiera planteado de otra manera. Pero si ha servido para que tu guapa cara asomara por aquí, sabiendo al ritmo al que andas, ya me gusta todavía más.

      Un abrazo Daniel!

  14. Bianka Hajdu 7 Mayo, 2012 at 22:15 #

    Me sumo a la felicitaciones, ¡enhorabuena por el trabajo! Es un libro con el que me aventuraría con el gallego y que me ofrezco a editar en epub si quieres. Avísame porque joyas así no pueden quedarse inaccesibles porque se agote una edición en papel.

    • Isabel 8 Mayo, 2012 at 9:29 #

      Gracias Bianka!!! Por las felicitaciones pero, sobre todo por tu ofrecimiento. A tu disposición, ¡un honor y un orgullo tu propuesta!

      De todas formas, tenía pensado preparar también la traducción para facilitar la lectura, te la haré llegar más adelante, pero el original es este, claro.

      En breve me tendrás enredando por tu blog, en el que he visto estupendos cambios :). Creo que me va a pasar lo mismo que con Gonzalo este fin de semana, que me sumergí en sus blogs para ir ordenadamente absorbiendo y disfrutando todo lo tenía pendiente. Un paréntesis sólo para vosotros porque están también el de Jose y Cartograf. Hay conversaciones que necesarias que se echan mucho de menos.

      Lo de la edición en epub me hace tanta ilusión, o más, que esta en papel. Muchas gracias!!! Bicos 🙂

  15. sylvia 13 Mayo, 2012 at 19:54 #

    Enhorabuena, Isabel!! Tiene una pinta muy interesante!! (Gracias por tu saludo en casa de Daniel, sigo asomándome a vuestras casas, pero un poco escondidilla…) Un abrazo!

    • Isabel 13 Mayo, 2012 at 21:52 #

      sylbia!!! 🙂

      Deseando que retomes tu blog. Me pasa lo mismo que con el de Bianka, sois oxígeno puro.

      Muchas gracias! Un abrazo!

  16. fernando 7 Diciembre, 2014 at 18:45 #

    estoy leyendo tu libro y me sorprenden los comentarios tan favorables que originan
    un nuevo bico…….

    • Isabel Iglesias 7 Diciembre, 2014 at 19:36 #

      Gracias Don Fernando, un honor tener entre esos comentarios el del mejor padre del mundo 🙂

Trackbacks/Pingbacks

  1. Porque… ¿a qué se dedicaban las mujeres? | IG - 2 Mayo, 2012

    […] Publicación original: enPalabras […]

  2. Radio Coruña entrevista a Isabel Iglesias | enIgualdade - 9 Julio, 2012

    […] El artículo completo y el libro en formato electrónico están en el blog de la autora: enPalabras […]

  3. Apartando nostalgias | IG - 26 Junio, 2013

    […] en su momento preferí cambiar el enfoque de memoria histórica por una pregunta: Porque… ¿a qué se dedicaban las mujeres? Viendo este vídeo pensé que no es que haya que […]

  4. Mujeres que enRedan: Historias de Cine : enIgualdade - 8 Diciembre, 2016

    […] Una historia de liderazgo y valetía que el escritor y director Emilio Ruiz Barranchina rescata del habitual anonimato en el que queda sumergida la mitad de la población. […]

  5. Mujeres que enRedan: Historias de Cine | IG | In-formación - 16 Diciembre, 2016

    […] Una historia de liderazgo y valetía que el escritor y director Emilio Ruiz Barranchina rescata del habitual anonimato en el que queda sumergida la mitad de la población. […]

  6. El reto de prologar un libro | enPalabras | Isabel Iglesias - 10 Julio, 2017

    […] Algún tiempo después, cuando nos pusimos a bucear en la historia de las personas que hicieron ciudad a través del agua, el manuscrito de Ángeles, Gel, me encontró a mí… y me enamoró. En parte porque me trasladó a esa parte de la infancia en la que dibujaba el mundo a través del relato de “los mayores”, pero también por la certeza de haber encontrado una pista más de esa parte de la Historia que no aparece en los datos ni en los relatos oficiales. […]

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies