Consultoría y realidades

No se trata de desconectar, sino todo lo contrario

Higiene mental y economía

No encuentro mejor forma de expresarlo: tenemos una realidad de mierda. No hay nada positivo en detenerme en ella, lo cual no significa que desconecte, sino que decido concentrarme en lo que puedo hacer.

Y tampoco es prepotencia ni se trata de escurrir el bulto, sino de saber lo que puedo / debo decir y aportar. Y hacerlo.

Lo habitual es que me atasque si no tengo visión global, pero este es un momento extraño en el que se necesita aislar el detalle para construir. La tentación de comentar noticias es grande, pero encuentro que, a parte de hilvanar un texto más o menos coherente y vistoso, poco puedo añadir con mis palabras, y mucho menos cambiar.

Llegado a este tonto punto de razonamiento, me quedo con las miradas que transforman. Sobran discursos espejo por bella que sea la realidad que quieren reflejar.

El empacho de actualidad no me incita al pesimismo sino a la denuncia y necesito ese tiempo para aportar en mi pequeño ecosistema y mejorar el trabajo en red con otras realidades que están demostrando lo posible.

Aprendemos haciendo, ¿no era eso?. Siempre me gustó coger el barro con mis manos. En ello andamos mientras aprendemos a compartir el proceso.

Compartir

9 comments

  1. Me ha gustado tu reflexión de hoy, corta pero jugosa. Me quedo con el último punto.
    «En ello andamos mientras aprendemos a compartir el proceso».
    Pues compartamos el proceso amiga mía.

  2. Hola Nieves. Es que tanta realidad me dispersa y creo que sobran discursos y faltan hechos.

    Por otra parte, tenemos demasiada tendencia a compartir resultados y en lo que se aprende es en el proceso. En el último año he aprendido mucho gracias a otras personas que comparten esos procesos incluso, o sobre todo, cuando no salen bien. En ese aprendizaje estoy yo ahora.

    Gracias por tus palabras 🙂

  3. Ahí nos vemos Isabel, uno ha de dedicarse a lo que puede y dejar para cada cual lo que le corresponde a cada uno. Que tenemos una realidad de mierda es totalmente cierto, pero en ella pueden aparecer personas como tú y esto es lo que la puede hacer bella y esperanzadora.

Responder a cumClavis Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies