Conversacional

Desbloquear el conocimiento de/en las ciudades

Ciudades_dMudanza¿Puede reflexionar una ciudad?

La ciudad como ámbito de análisis es un reto tan goloso como esquivo. Se adapta mal a los procesos de investigación estandarizados porque “el pasado” es un concepto ambiguo, relativo… Y fácilmente manipulable por la velocidad, cada vez mayor, a la que generamos olvido.

Las ciudades no son su pasado ni su futuro, son su presente: la realidad en la que todo confluye. Pero también son el marco donde lo local y lo global se (con)funden en una enmarañada red de voces que se enredan en múltiples capas. Y es que no hay una historia sino muchas, tantas como personas que las habitan.

Para entender el presente de las ciudades se necesita perspectiva y eso implica empezar por detectar las conversaciones que se han ido generando a lo largo de, al menos, tres generaciones.

La (im)perfección de la maquinaria

A mediados del siglo pasado un relojero suizo creó una máquina compuesta por múltiples piezas cuya única finalidad era la de mantenerse en movimiento. El dispositivo tan solo gira y rota así que la bautizaron como “la máquina que no hace nada”.

Esta pequeña maravilla artesana, que se exhibe en el Craftmanship Museum, me parece la metáfora perfecta de las ciudades: sencillamente, y a pesar de todo, se mueven. Me hace pensar en la sinfonía de personas, comunidades y organizaciones que se han ido acoplando en distintos planos temporales por eso, lo que realmente me fascina, son los engranajes que hacen posible todo ese movimiento. Y cuanto más indago para entender sus mecanismos más me intrigan, de eso va el proyecto audiovisual en el que llevamos ya dos años trabajando.

La idea de este proyecto surgió del paisaje industrial que el director atraviesa casi a diario en bici, pero fue apenas el punto de partida porque, al estar configurado como un proceso conversacional, se expandió sin pedirnos permiso. Seguramente es por esa dimensión holística y multisensorial que nos decía Manel Muntada y que puede deberse a la colaboración entre dos ámbitos profesionales tan diferentes como el audiovisual y la consultoría.

Del planteamiento inicial hemos salvado el marco temporal que nos daban los 50 años desde la implantación de La Refinería (ahora Repsol) hasta el inicio del proceso de Mudanza  de una parte de las instalaciones portuarias. Salvamos también un par de intuiciones pero tuvimos momentos decepcionantes tratando de evitar la perspectiva nostálgica de la que, precisamente, pretendíamos huir. Nos costó definir las preguntas adecuadas, pero al final dimos con una fórmula entendible.

1964-2014-2064

 

Compartir

19 comments

  1. La ciudad desde la evocación de los que la recuerdan y la evocación como el relato que cada cual reescribe con lo que cree recordar de su ciudad es uno de las maneras más ingeniosas de fotografiar el espíritu de un lugar y convertirlo en el kilómetro cero de una nueva singladura. Un bonito regalo.

    Me ha gustado mucho el vídeo y el uso metafórico que le das. Viene a ser como la tierra o como la rotación de las esferas en el universo una dinámica sin propósito ni principio ni fin en la cual se teje y se hace posible el sentido que le damos a nuestras vidas.

    Enhorabuena y mis mejores deseos para el proyecto. Un éxito previsible.

    1. “La evocación para reescribir y reconvertir el relato en el kilómetro 0”

      Tendríamos que haber conversado contigo mientras buscábamos esa fórmula para transmitir el espíritu del proyecto 😛

      Ahora que comentas lo del vídeo y la rotación de la tierra me acuerdo también de recobrar la velocidad de giro. Además es lo que hemos tenido que hacer, tomárnoslo con calma porque es complejo.

      Si por éxito entendemos lo mucho que estamos aprendiendo, no hay duda 🙂 Moltes gràcies Manel!

  2. Mucho me rompe la cabeza esta imagen circular de tus máquinas perfectas al trasladarlo luego a las dinámicas que sufro/vivo sobre ruedas, ya que lo dices… Que una ciudad hasta se resiente de esos semáforos mal calibrados, la eterna ruptura en un ecosistema que no se percibe como tal…

    Menudo entuerto interesante, eh!

    1. Inspiración sobre ruedas, que se podría decir 😀

      Me apasiona la máquina sí, pero también me rompe la cabeza esa dinámica eternamente circular en la que cojas el hilo que cojas para empezar a tirar acaban acercándote a lugares y contextos cercanos, con muchos puntos en común pero nunca iguales. Es decir, ¿cuál elegir? ¿qué descartar? ¿entuerto interesante? Sí, pero ¡que locura de voces y conversaciones!

      La próxima casi una de ficción porfa 😉

Responder a Isabel Iglesias Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies