Casi real

Temporal… [casi real]

Ahora, en el centro de su metro cuadrado de soledad, el temporal empezaba a des-dibujarse en toda su dimensión. Y de nuevo el murmullo con la cadencia del ritmo de retirada y el embrujo milenario de ese olor del mar…

Las secuencias vitales asomaban en conexión, todavía lejana, de pasión irrazonable que reclamaba su esencia para continuar.  ¿Sería el temporal  lo de antes y esta sólo la excusa para recuperarla en silencio? ¿La voz de alarma para sentir y pensar? ¿Contaba una historia de naufragios o de conquistas?

Tal vez simplemente la voz de miles de vidas en pausa dibujando la Historia de un mundo que ni ríe ni llora. Simplemente gira. Y la humanidad, como siempre, quedándose en el detalle.

Compartir

13 comments

  1. Tras leer me he quedado con la sensación que me dejan los videos que se hacen del Universo, están primero a ras de tierra, con su confusión, con sus voces …. pero se van alejando, y en nada de tiempo, ahí esá …. el silencio, el profundo silencio de un Universo fascinante y creativo que te atrapa con su belleza ….

    1. Juana, a veces cuesta tanto llegar al centro de tu metro cuadrado de soledad…
      Pero cuando llegas, y te sientes pequeña(o), el universo vuelve a mostrarse fascinante y creativo

      Esos instantes de eternidad en los que tienes todo y lo pierdes todo, que comentabas un día, pero a la inversa…

      Gracias Juana! 🙂

  2. Judith, empecé a escribir sin saber lo qué mirando la foto pero luego me acordé de ti, porque seguro que entre tu selección hay alguna que le iría mucho mejor. 😉

    Un abrazo!

  3. Isabel, me gusta particularmente y comparto esa idea del mundo que ni ríe ni llora, que simplemente gira. A veces la utilizo pero al modo de una fábula, refiriéndome a la luna y al cómo asiste paciente a la absurdidad de nuestras preocupaciones desde teniendo como horizonte el Universo.

    Muy buena la foto!

    1. Manel, es la forma de superarnos, ¿no? Lo ideal es conseguir un equilibrio aceptable entre ambas percepciones (creo que le llamamos madurez) porque aspirar a esa lejanía tampoco parece lo más deseable.

      Lo de tener como horizonte el Universo me gusta. Y contribuir a mejorarlo (dicho con humildad) aún más… 🙂

  4. Muy lúcido post. No dejamos de ser un puro accidente en el planeta, por mucho que nos consideremos centro de todas las cosas. Un día pasaremos y el mundo seguirá ahí, como si nunca hubiéramos estado, y nos olvidará…

    1. De ahí, Ricardo, que debamos también aprovechar esos instantes que tan bien describes. Al final es lo que somos, instantes en la inmensidad del Universo. Disfrutemos del tránsito 😉

      Muchas gracias. Un saludo!

  5. Pingback: Atracados | IG

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies