Otras miradas

¿Hay alguien ahí?

Mirando hacia

Desde que ayer estalló la tormenta (la de verdad, con rayos, truenos y lluvia intensa), mi cabeza volvió a su estado normal. Incluso hoy sábado, que podría haber dormido un poco, a las 7:20 de la mañana no me quedó mas remedio que obedecer a la necesidad de sumergirme en la reflexión operativa tomando contacto de nuevo con el mundo. Todo ello a través de la pantalla del portátil, claro.

No he perdido demasiado tiempo en las noticias porque al segundo click ya no estaba dispuesta a ser receptora de un pesimismo demasiado demoledor para mi matutino impulso creativo. A cambio estuve dando una vuelta por blogs amigos que se fueron enlazando con anotaciones mentales propias e información no procesada de la última semana. Dos horas y media de libertinaje mental y ninguna conclusión (ni falta que hace).

Cuando ayer por la noche intenté escribir algo en mi recién estrenado, y de momento «soso» blog, solo fui capaz de rescatar esta foto hecha en alguna de mis caminatas urbanas antiestrés y ahí la dejé en estado «borrador» sin saber que hacer con ella. El caso es que tampoco hoy se me ha ocurrido nada, así que creo que simplemente representa mi necesidad de contradecir a la necedad de quienes, no habiendo sido capaces de ver, o admitir que es peor, la compleja etapa económica que se nos venía encima, tampoco ahora son capaces de aportar un poco de energía mirando hacia la luz.

Será mi calidad de empresaria. Será que las personas con las que me relaciono la mayor parte del día también lo son y hace tanto tiempo que teníamos tan clara la recesión (¡Uff, tal vez mejor llamarla desaceleración, no vaya a ser!) que ya la consideramos «tiempo pasado» porque estamos mirando hacia las soluciones. El camino será duro, no hay duda, pero hay ya mucha vida ahí arriba. Y mucha luz. No es tiempo de lamentarse, es tiempo de actuar.

Es sábado, me voy a ocuparme un poco de mi misma.

 

Compartir

1 comment

  1. Hola
    Me parece que el blog no tiene nada de soso.

    No te preocupes nos pasa a todos, yo también soy empresario (según algun@s) y creo que la Infoxicacin como comentas tambien alcanza el cerebro.

    Felicidades por tu Blog !

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies