¿Qué se puede contar en un minuto?

Escuela de Cine Del SáharaPasado, presente… y futuro

El objetivo de la Escuela de Cine del Sáhara Occidental es formar una generación de cineastas propios como punto de partida para el futuro instituto de industria cinematográfico saharaui.

Parten de dos convicciones tan simples como contundentes:  la potencia del audiovisual (como lenguaje y como canal) y que el futuro, por difícil que parezca, no sólo está por construir sino que depende de si mismos.

Hace unos días tuve ocasión de acercarme a su trabajo a través del colectivo Left Hand Rotation que presentaban su Western: Sáhara. La proyección de su recomendable documental (breve y diferente, por si alguien se anima) tuvo bola extra con 16 cortos de un minuto, realizados por los alumnos de la escuela. No sé qué me esperaba pero recuerdo que pensé: ¿qué se puede contar en un minuto grabando en el desierto y con tan pocos medios?

Me gustaron casi todos pero me cautivó el que Digja Mohamed Salem ha titulado “Esperanza y ternura”. No dejo de preguntarme cómo en esas dos palabras, y en sólo 60 segundos, cabe el pasado, el presente y la potencia del futuro soñado. Pero como decían en otro de los trabajos

Sólo porque las cosas son así no quiere decir que así deben ser

Aunque sólo fuera por este corto, que no es el caso, ya hubiera sido suficiente compensación por el frío que pasamos en el mágico, aunque inacabado espacio, de la Casa Tomada.

, , , ,

10 Responses to ¿Qué se puede contar en un minuto?

  1. Manel [cumClavis] 26 diciembre, 2013 at 7:56 #

    El desierto es un lienzo que refleja todo lo que se quiera imaginar, los foráneos [incluyendo a los marroquíes] equivocadamente le llaman ESPEjismos en cambio los del lugar, los que lo conocen bien, le llaman ESPEranza… de eso saben mucho los saharauis.

    Detrás de esa carrera juvenil que emprende la niña se halla su océano. Bonita idea la que lanzas y magnífico el corto que has escogido. Gracias.

    • Isabel Iglesias 26 diciembre, 2013 at 9:06 #

      Curioso que ambas palabras empiecen igual 🙂

      ¿No te parecía sentir hasta el olor del mar junto con el sonido del oleaje? Que magia tienen algunas personas que, además de ser capaces de ver el lienzo, encima lo transmiten. ¡Y en un minuto!

      Hay algo que nos comentaron allí pero no he puesto en el post y es que en la escuela son mayoría de alumnas, algo que también se nota en los cortos que dirigen con ideas mejor narradas, con mucha fuerza resiliente y resistente, pero en general sin odio.

      Me alegra que te haya gustado. Gracias Manel.

  2. Josegll 27 diciembre, 2013 at 19:49 #

    Qué precioso proyecto, qué gran iniciativa.

    Me quedo con todo, pero subrayaría Esperanza y Ternura, anhelo y sentimiento que me produce todo lo que viene del pueblo saharaui, la injusticia que padecen ya desde hace tanto tiempo, su lucha, su dignidad y su determinación: las cosas son así, pero no deben ser así.

    Tuve la inmensa suerte de asistir a una de las primeras ediciones del Fisahara, en el campamento de Auserd y sentir la magia del cine doblemente proyectada en la pantalla de la Hammada argelina. Ese fue mi bautismo de soledad. Desde entonces me siento tocado por el destino de ese pueblo, que tiene un nombre propio para mi, Aichatu Buyema, nuestra pequeña saharaui que ha pasado el último verano con nosotros.

    Gracias por contarlo, Isabel.

    • Isabel Iglesias 28 diciembre, 2013 at 10:20 #

      Durante toda la presentación de los Left Hand Rotation me estuve acordando de ti, sobre todo por estas palabras que me vivieron a la mente mientras veía los cortos:

      “La solidaridad a veces se extiende con generosidad en los pequeños gestos, calladamente, sin altisonancias. Cada vez más, las posibilidades de intervención para procurar modificar lo indeseable, lo injusto socialmente, están en lo que puede parecer insignificante, en lo más cercano”.

      No me sorprende lo que dices de tu “bautismo de soledad”. La gente habla del camino de Santiago pero a mi me inspira más una elección como la tuya, prefiero el silencio solidario al del aislamiento.

      La verdad, no sé como al final se me pasó enlazar a tu post porque estuviste muy presente ese día. Gracias a ti Jose. Un abrazo.

Trackbacks/Pingbacks

  1. ¿Qué se puede contar en un minuto? | IG | In-formación - 26 diciembre, 2013

    […] Publicación original: enPalabras […]

  2. El viaje de la industria audiovisual | enPalabras | consultoría - 9 noviembre, 2014

    […] Contar historias es una manera de ser, una intencionalidad, una forma de vivir. Y en el caso de audiovisual, desde el momento en que todo se inicia y termina en una pantalla, la etiqueta de ficción o realidad es un oxímoron. Igual que tampoco importa su procedencia o duración, hay quien no es capaz de contener una historia en dos horas (o más) o quien sabe condensar un universo en un minuto. […]

  3. El viaje de la industria audiovisual | IG | In-formación - 9 noviembre, 2014

    […] Contar historias es una manera de ser, una intencionalidad, una forma de vivir. Y en el caso de audiovisual, desde el momento en que todo se inicia y termina en una pantalla, la etiqueta de ficción o realidad es un oxímoron. Igual que tampoco importa su procedencia o duración, hay quien no es capaz de contener una historia en dos horas (o más) o quien sabe condensar un universo en un minuto. […]

  4. “Sólo porque las cosas son así no quiere decir que así deben ser” | IG | In-formación - 12 enero, 2016

    […] alumnas. Y me cautivó especialmente el de Digja Mohamed Salem titulado “Esperanza y ternura”. Sigo preguntándome cómo en esas dos palabras, y en tan sólo 60 segundos, cabe el pasado, el presente y la potencia […]

  5. “Sólo porque las cosas son así no quiere decir que así deben ser” : enIgualdade - 12 enero, 2016

    […] alumnas. Y me cautivó especialmente el de Digja Mohamed Salem titulado “Esperanza y ternura”. Sigo preguntándome cómo en esas dos palabras, y en tan sólo 60 segundos, cabe el pasado, el presente y la potencia […]

  6. “Sólo porque las cosas son así no quiere decir que así deben ser” | enPalabras | consultoría - 7 febrero, 2016

    […] alumnas. Y me cautivó especialmente el de Digja Mohamed Salem titulado “Esperanza y ternura”. Sigo preguntándome cómo en esas dos palabras, y en tan sólo 60 segundos, cabe el pasado, el presente y la potencia […]

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies