Tren con estaciones pero sin paradas

EstacionesLímites conceptuales

La tecnología avanza más rápido que los conceptos por eso la abundancia de oferta muchas veces se la pega con la escasez de soluciones. Tendemos a igualar innovación con novedad cuando lo que realmente importa para hablar de valor es saber cómo ayuda a superar una limitación existente.

En el recorrido que va del entendimiento a la comprensión hay múltiples oportunidades, pero empeñarse en el lenguaje de la brecha las ralentiza. Algo similar a lo que ocurrió con el “hierro”, que tardó en asentarse porque hubo que aprender que se podía (y debía) trabajar de forma diferente a la madera. Es un hecho probado que no siempre reconocemos la innovación y la abundancia cuando la tenemos delante.

Por lo visto tenemos la Red de Alta Velocidad más extensa de Europa, y la segunda del mundo detrás de China, pero este liderazgo mundial en kilómetros sólo se traduce en escasa demanda y falta de rentabilidad

Pese a la satisfacción de los usuarios, expertos citados en un informe del RACC aseguran que es mejor no proseguir con el modelo, ya que “no existen corredores con suficiente demanda para amortizar el alto coste de las infraestructuras”.

Las líneas con más viajeros son la Madrid-Barcelona y Madrid-Sevilla, con 2,4 y 2,1 millones respectivamente. Una cifra muy inferior a la cantidad mínima estimada por la propia Comisión Europea, que estima que no deberían impulsarse líneas de AVE con menos de seis millones de usuarios al año.

Pero esta falta de rentabilidad se extiende como una plaga solo que los trenes y estaciones normales se cierran sin previo aviso ya que Fomento entiende que ya no cumple su función de servicio público porque su baja demanda la hace insostenible. Como parece ser que la marca AVE se valora a nivel internacional como proyecto modélico de implantación, la ministra prefiere concentrar sus esfuerzos en ratificar el acuerdo entre España y Arabia Saudí para el contrato del AVE entre La Meca y Medina

Es el concurso más importante ganado por empresas españolas, por un valor que ronda los 6.500 millones de euros. Durante el acto, la ministra de Fomento puso el énfasis en la “excelente cooperación” entre el sector público empresarial y empresas privadas, al tiempo que se valió de este acuerdo para reivindicar la capacidad “espectacular” de España en ingeniería y obras públicas de transporte ferroviario.

Lo de siempre, tras haber sido el campo de experimentación quemando nuestros recursos, socializamos las pérdidas mientras el conocimiento y los beneficios se privatizan. En una cosa no queda más remedio que estar de acuerdo con la ministra: TODO está empezando a resultar insostenible.

Cuestionando supuestos

  • La economía es una realidad de interdependencia social, luego la recuperación pasa por analizar los indicadores de riesgo del aislamiento
  • El verdadero significado de la Alta velocidad no es tanto el correr más como llegar antes
  • La sostenibilidad del aprendizaje y la colaboración tienen mucho que ver con el territorio. Internet es necesario, pero no suficiente

Competir con tecnología que no en tecnología quiere decir observar sus efectos y posibilidades desde la perspectiva de las teorías/luz. Entre aquellos viajes eternos del siglo pasado, en trenes abarrotados y paradas en cada pueblo, y el aislamiento territorial al que estamos llegando, hay algunas perspectivas que merecen ser examinadas.

Parece que es posible coger el tren (valga también como metáfora) sin que tenga que haber parada en las estaciones. El vídeo, que sólo dura  un minuto y diez segundos, resulta sorprendente.

, , , ,

19 Responses to Tren con estaciones pero sin paradas

  1. rfc 13 Junio, 2013 at 10:22 #

    esa confusión entre velocidad y llegar pronto es muy habitual, lo del ave es como los programas informáticos que nos meten en la administración que siempre dicen que van a permitir muchos avances pero a los usuarios no nos sirven. Será alta velocidad para algunos pero el resto seguimos sacando el agua a cubos

    • Isabel Iglesias 14 Junio, 2013 at 8:27 #

      Sí, comparte conceptos, sobre todo el de desequilibrio entre la inversión y los resultados porque no cubre las necesidades del proceso. Lo del agua a cubos lo expresa bien, lo usaré.

      La cuestión es que hay soluciones, por eso cuando vi el vídeo me acordé de la firma del contrato millonario.

      Gracias Ramón.

  2. Avisnigra67 13 Junio, 2013 at 10:54 #

    Gran artículo Isabel, el AVE podría ser el paradigma de lo que ha sido este país. Y del riesgo que corremos de convertirnos en una instalación insostenible que nos recomiendan cerrar, los mismos que en su día alentaron el gran sinsentido. ¿Acabaremos siendo viajeros perdidos en una estación de pueblo?

    • Isabel Iglesias 14 Junio, 2013 at 8:36 #

      Como nos dejamos engañar por todos lados, ¿verdad? El engaño es tal que a veces intentamos concentrarnos en lo que se puede hacer para evitar la frustración pero todo va a terminar por saltar. Las mentiras se han ido juntando y la bola de nieve crece y crece.

      Yo creo que ya somos un poco esos viajeros perdidos. Los que usamos Internet nos salvamos en parte pero hay mucha gente al margen. Voto por la moto, que llevo retraso pero no creas que me olvido. Reconquistando el espacio en dos ruedas

      Gracias Ricardo 🙂

  3. Iago 14 Junio, 2013 at 13:08 #

    Cualquier proceso tecnológico directamente lo asocio con algo que me va al pelo a esto: liberar vías. Luego esta el problema de aquello que queda en desuso, algo que a los fanes de la imagen nos encanta por los paisajes muertos que deja en herencia, pero se supone que la tendencia pasa por la simplificación. Claro, empezar a hablar de esto desde un país que está marcado por haber tenido un desarrollo radial en lo que a comunicaciones se refiere…

    • Isabel Iglesias 16 Junio, 2013 at 9:27 #

      “Liberar vías”, sí, tiene múltiples lecturas y aplicaciones. Buen punto de partida para otro post 🙂

      Reconozco que las localizaciones de paisajes muertos tienen un encanto especial, pero hay tantas que ya sabemos lo que pasa con la abundancia, se asimila como la “normalidad”.

      Has puesto el dedo en la llaga, con lo del desarrollo radial, y creo que el tiempo lo irá poniendo cada vez más en primera línea, pero no será a corto plazo porque la respuesta será en que no es rentable por eso las líneas se cierran y los aeropuertos se quedan vacíos. Curiosamente incluso quienes defienden la estructura en red y el valor de la comunidad, “olvidan” la importancia y la riqueza del territorio. Da para mucho esto…

  4. Tamara García 14 Junio, 2013 at 17:25 #

    Algo parece estar un poco claro y es que nos sobran infraestructuras y nos falta encontrar el sentido de su utilidad de todas ellas y que, tristemente, las partes coinciden en que no han cumplido las expectativas de “casi nadie”.

    Apuntas al principio “en el recorrido que va del entendimiento a la comprensión hay múltiples oportunidades, pero empeñarse en el lenguaje de la brecha las ralentiza”. Y, esto hace pensar en los costes que hay que asumir en el mantenimiento o inactividad de cada una de estas megaconstrucciones “mientras” se buscan alternativas… ¡Tremendo!

    Espero ver uno de esos trenes en el futuro 🙂

    • Isabel Iglesias 16 Junio, 2013 at 9:43 #

      Desde luego lo que el panorama de-muestra es que las estructuras no han sido pensadas para el uso sino desde el abuso. Lo de las expectativas es un arma de doble filo porque como comentábamos estos días se venden en titulares las que afectan a los recuerdos y casi nadie se para en la reflexión real sobre la experiencia.

      La cifra de gastos de mantenimiento debe ser bestial y, siguiendo con el case del AVE, dudo que resuelva mucho el plan de rebajas y promociones que están haciendo. Y nos vamos a lo de siempre; “el coste real de un proyecto es lo que se pierde si no se hace o no se hace a tiempo”. Me ha flipado lo de las estaciones sin paradas. ¿En cuantas cosas estaremos construyendo sobre supuestos equivocados? Desde luego el lenguaje de la brecha profundiza en esos errores conceptuales.

      Yo también espero no tener que ir a Japón para ver esas novedades 🙂

  5. Goio Borge 15 Junio, 2013 at 0:41 #

    La pesadilla del AVE (o TAV, como se conoce en el País Vasco, donde se eliminará el ‘español’ del nombre) es exponencial. La sensación de llegar los últimos, de haber sido arrasados por la crisis, y ninguneados por ‘los sistemas’ (y aquí soy amplio), y de poder tener que tragarnos millones de metros cúbicos de tierra mientras leemos y oímos que en España lo que hacen es cerrar estaciones es… a ver ¿dónde iremos cuando haya TAV? Cierto que entre las tres ciudades vascas se le dará trajín, pero nunca seis millones de personas -también es cierto que los kilómetros no son muchos-, pero esto parece ahora, en este tema, una isla periférica fuera de las ambiciones habituales. Con Francia no habrá conexión en tiempo, y la línea vitoria-burgos no está ni proyectada!

    En fin, yo lo dejo con este video clarividente sobre las tensiones del país…

    http://www.youtube.com/watch?v=AW8wQqYj4Ok

    • Isabel Iglesias 16 Junio, 2013 at 9:55 #

      No sabía en que en tu tierra se llamaba TAV, aunque era lógico pensarlo 😉

      Desde esta esquina atlántica firmamos todo lo que dices pero corregido y aumentado porque estamos más lejos, la red de autovías aún sigue siendo el futuro que no da llegado, los líneas de avión desaparecen y las de trenes y autobuses (sobre todo internos) también. Todo queda a veces tan lejos que no es de extrañar ese refugio en las historias como le ocurría a la Sabela de tu post.

      ¿Cuánto podría costar empezar a poner en marcha soluciones como la del vídeo que va al final de post? A mi me impactó. Muy apropiado tu enlace, así somos ¿Verdad?

Trackbacks/Pingbacks

  1. Tren con estaciones pero sin paradas | IG - 12 Junio, 2013

    […] Publicación original: enPalabras […]

  2. Tren con estaciones pero sin paradas | enPalabr... - 13 Junio, 2013

    […] Límites conceptualesLa tecnología avanza más rápido que los conceptos por eso la abundancia de oferta muchas veces se la pega con la escasez de soluciones. Tendemos a igualar innovación con novedad cuando lo que realmente importa para hablar de valor es saber cómo ayuda a superar una limitación existente.  […]

  3. Perder el tren | Demasiadas palabras - 24 Junio, 2013

    […] relacionados y vistos en otros blogs y webs: Demasiada AVE, Antonio Campuzano Tren con estaciones pero sin paradas, Isabel Iglesias Nacionalizan autopistas, ¡qué ilusión!, Rafael García […]

  4. Demasiadas “zona cero” | enPalabras - 25 Julio, 2013

    […] alta velocidad es un concepto que hay que adaptar a la realidad llena de curvas y peculiaridades. ¿Fallo humano? Probablemente, pero a quien […]

  5. Demasiadas “zona cero” | IG - 25 Julio, 2013

    […] alta velocidad es un concepto que hay que adaptar a la realidad llena de curvas y peculiaridades. ¿Fallo humano? Probablemente, pero a quien […]

  6. Vertebración de asfalto y cemento | dMudanza - 4 Septiembre, 2014

    […] será también el punto de inflexión que agudice las diferencias puesto que el desarrollo pasó a depender de la existencia de estación de tren: las poblaciones de “menor importancia” seguirían durante mucho tiempo dependiendo de la […]

  7. Vertebración de asfalto y cemento | IG | In-formación - 4 Septiembre, 2014

    […] será también el punto de inflexión que agudice las diferencias puesto que el desarrollo pasó a depender de la existencia de estación de tren: las poblaciones de “menor importancia” seguirían durante mucho tiempo dependiendo de la […]

  8. Llamar a las personas y no a los lugares | enPalabras | Isabel Iglesias - 14 Septiembre, 2016

    […] El desarrollo de la tecnología móvil nos ha permitido llegar a algo que solemos celebrar: la ubicuidad. Sin duda tiene muchas ventajas pero sería interesante (y no digo “fundamental” por no ponerme trascendente) detectar los cambios de conceptos que se imponen en estos acelerados procesos. Porque ahora la tecnología se desarrolla en base a sí misma, no a las personas, algo así como si el AVE se extendiera por todo el planeta, y anduviera a la conquista del universo, pero sin estaciones para subir o bajar. […]

  9. Llamar a las personas y no a los lugares | IG | In-formación - 17 Septiembre, 2016

    […] El desarrollo de la tecnología móvil nos ha permitido llegar a algo que solemos celebrar: la ubicuidad. Sin duda tiene muchas ventajas pero sería interesante (y no digo “fundamental” por no ponerme trascendente) detectar los cambios de conceptos que se imponen en estos acelerados procesos. Porque ahora la tecnología se desarrolla en base a sí misma, no a las personas, algo así como si el AVE se extendiera por todo el planeta, y anduviera a la conquista del universo, pero sin estaciones para subir o bajar. […]

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies