¿Tareas simples? ¿Decisiones complejas?

Inagotable capacidad de vivir

Cuando la realidad se nos antoja inmanejable, al ancestral mito destrucción-creación sobre el que la humanidad construye su eterno eje de retorno, unimos el de lo natural.

Intentar re-crearse en el imaginario de los “simple” es un recurso tan cómodo como inútil pero, sobre todo, un indicador del grado de inmadurez, personal y social, que no nos gusta reconocer. Y no están los tiempos para tonterías, definitivamente debería estar prohybydo divaguear.

Para bien y para mal, somos adictos a los mitos y épicas descontextualizadas y es ahora, en medio de este progreso que nos atenaza, cuando estamos confundiendo los pensamientos con sílabas y los hechos con palabras.

Pero en realidad estaba viendo una serie de abogados para intentar desconectar de la semana, lo que menos esperaba era encontrarme esta pequeña perla de minuto y medio entre el parloteo de amigotes en una lujosa terraza de Boston. Sin duda una traición de mi cerebro en su intento de evadirse de las “decisiones complejas”.


InagotableCapacidadDeVvir por enpalabras

, , ,

14 Responses to ¿Tareas simples? ¿Decisiones complejas?

  1. Iago 25 junio, 2012 at 10:29 #

    Tienes que recordarme que un día te explique el doble juego que da esta serie al introducir progresivamente el uso del metalenguaje y los detalles referenciales, que tiene mucha miga todo eso relacionándolo con esta inclusión de lo épico que comentas 😀

    • Isabel 26 junio, 2012 at 8:40 #

      Algo me voy dando cuenta, pero no dudes que te lo recordaré. Lo cierto es que tiene momentazos y algún capítulo resulta brillante. Y no lo parecía, ¿verdad? 😉

  2. paulino 25 junio, 2012 at 11:46 #

    Hoy es día de decisiones difíciles. Lo complejo vendrá más tarde, cuando superadas las dudas, toque lidiar con todas las emociones. Y es que a veces, es muy difícil acometer tareas simples….

    Muxu asko, Sabela!!

    • Isabel 26 junio, 2012 at 9:02 #

      Es cierto Paulino, tendemos a infravalorar lo “simple”, no veo yo el romanticismo en llevar agua a los hombros.

      Las emociones son complejas de manejar porque tienden a esconderse o a tomar exceso de protagonismo. Pero no debemos olvidar que por duro que sea el día, el trabajo o las decisiones a tomar, siempre podemos elegir qué comer. Hay demasiada gente que no tiene ese dilema porque simplemente no tiene qué comer.

      Moitos bicos, muxu asko! 🙂

  3. Goio Borge 25 junio, 2012 at 16:09 #

    no conozco la serie, pero me ha impactado ver a James Spader después de tantos años, que no tenía ni idea de qué había sido de él. Así que ya ves, a cada uno su cerebro le esclaviza como quiere…

    • Isabel 26 junio, 2012 at 9:05 #

      La serie empezaba… dudosa: Tu tokaio ya no le quería dar oportunidad tras el segundo capítulo y sin embargo… No esta nada mal, incluso llega a ser brillante en muchos momentos con cargas de profundidad muy bien diseñadas.

      Es una serie coral, claro, pero suelen acabar con estas conversaciones en la terraza que no tienen desperdicio.

      Esclavos de nuestros cerebros, sí, yo diría que eso es lo que nos ocurre 😛

  4. Carla 26 junio, 2012 at 13:09 #

    Pues yo veo el vídeo y ahora, por tu culpa, me estoy planteando qué voy a comer hoy. 😀

    • Isabel 27 junio, 2012 at 9:15 #

      Mientras podamos tener esa duda es que no todo va mal. Hay quien no duda porque no tiene nada…
      Pero seamos optimistas 😉

  5. marta 1 julio, 2012 at 23:48 #

    Estos últimos días nos hemos enfrentado a decisiones difíciles y, curiosamente, son las simples tareas las que me están ayudando a enfrentarlas y a afrontarlas.

    Me viene a la cabeza, recurrente, aquel pastel de orujo que llegué, en su momento, a saborear incluso en esta casa. Creo que lo siento más como un alimento para el alma, hoy.

    Me siento, a pesar de todo, una persona afortunada, en efecto, tengo elección.

    Gracias por recordárnoslo.

    Bicos, Sabela!!!

    • Isabel Iglesias 2 julio, 2012 at 9:18 #

      Tienes razón Marta, recordar que lo que idealizamos como simple es pura supervivencia para muchas personas y debería ayudarnos a relativizar, a reforzar la generosidad y a seguir construyendo.

      El pastel de orujo es alimento para el alma puesto que nuestros cuerpos no lo necesitan. Por eso hay que saborearlo despacio, recordando lo afortunados que somos en vez de caer en la insufrible queja y los reproches.

      Podemos abrir un apartado que se llame medicina para el optimismo, ¿te apuntas?

      Gracias Marta. Muxus!

Trackbacks/Pingbacks

  1. ¿Tareas simples? ¿Decisiones complejas? | IG - 12 junio, 2012

    […] Publicación original: enPalabras […]

  2. ¿Tareas simples? ¿Decisiones complejas? | enPalabras | Nuevas realidades | Scoop.it - 4 marzo, 2013

    […] Cuando la realidad se nos antoja inmanejable, al ancestral mito destrucción-creación sobre el que la humanidad construye su eterno eje de retorno, unimos el de lo natural.  […]

  3. ¿Tareas simples? ¿Decisiones complejas? | enPalabras | Ideas Poderosas | Scoop.it - 10 marzo, 2013

    […] Cuando la realidad se nos antoja inmanejable, al ancestral mito destrucción-creación sobre el que la humanidad construye su eterno eje de retorno, unimos el de lo natural.  […]

  4. Anotaciones para nuevas realidades (V): Escala, irresponsabilidad e incentivos | IG - 17 mayo, 2013

    […] de ahí la complegidad de los muchos problemas que nos asaltan. Por eso, intentar re-crearse en el imaginario de los “simple” es un recurso tan cómodo como inútil pero, sobre todo, un indicador del grado de inmadurez, […]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies