“Bienvenido al liderato”

Síntesis en 3:47 m.

Comentábamos no hace mucho que lo sugerente de esta época de desconcierto es el interés por detectar, entender y avanzar:

Suelo decir que soy persona de fronteras y que me siento cómoda en la incertidumbre, pero eso sólo es parcialmente cierto. La verdad es que en las fronteras es dónde se dan esas intersecciones en las que se genera lo nuevo y las que hay que aprovechar. Porque no se puede cambiar un sistema sin construir alternativas y esas empiezan en los márgenes y los límites de lo aceptado.

Hablamos mucho de retener el talento, de estrategia, de educación social e inteligencia colectiva,  pero hace falta, sobre todo, no olvidar que un futuro ilusionante necesita hoja de ruta para ser capaces de dibujar y trabajar en la posiblilidad.

Continuando con mi afición a capturar perlas, lo que transmiten estos 3:47 m. no tiene desperdicio: detección y “captura” del talento, poder de negociación (hacia arriba y hacia abajo), rivalidad dentro y fuera, lenguaje de gestos y manipulación emocional, precio, búsqueda de influencias, la crisis como negocio, las hipotecas del poder…

Entre los lacayos de antes y los de ahora encuentro que la mayor diferencia está el vértigo al que suceden las cosas y, a menudo, poco más. Lo que nos entra por los ojos es de rápida digestión pero no soy pesimista, confío en que la audiovisualización del mundo encuentre su punto de inflexión en la desintermediación que, lenta pero inflexible, avanza. Propuestas interesantes hay… y habrá.

Pero ésta sigue siendo una buena serie, aunque con la estética y el ritmo que los tiempos demandan… para eludir lo obvio:

¿Te das cuenta de que no importa lo alto que vayamos, que siempre bailamos al son de alguien?

, , , , ,

14 Responses to “Bienvenido al liderato”

  1. rfc 13 mayo, 2012 at 22:48 #

    No has escrito tanto como otras veces pero más contundente, no sé cómo sacas tiempo para tanto. Este vídeo me hace mucha gracia, si le tapáramos las caras diría que es alguna de las situaciones que se ven a veces por aquí pero estos diálogos son mejores. Por aquí sobrevivimos pero como tardes mucho quien sabe.

    • Isabel 14 mayo, 2012 at 19:10 #

      Que forma tan elegante de decirme que escribo poco, o que me disperso, viniendo de ti, cualquiera sabe 😉 Noto una ironía diferente en tu tono, aunque tampoco me extraña. Pero ya sabes, “no hay mal que cien años dure”, o eso dicen…

      Gracias rfc. Un saludo!

  2. paulino 14 mayo, 2012 at 17:14 #

    Este tipo de liderato que conspiran entre cristales, me recuerda al haz de luz que se refracta cuando atraviesa distintos medios (materiales, entornos).

    Aparentemente esos despachos limitados por cristales transparentes, alimentan la confianza, colaboración y transparencia (exactamente igual que un vaso de cristal lleno de agua).

    Pero ,¿que ocurre cuando metemos un objeto en ese vaso de agua?. La imagen real se distorsiona por la refracción.

    Lo mismo ocurre con el ejemplo del vídeo. Las personas una vez dentro de ese entorno perfecto, se comportan con vileza, envidia, rencor…

    Y es que cuesta volar lo suficientemente alto para dar la trascendencia justa a nuestras actuaciones, lo suficientemente alto para valorar únicamente las corrientes que nos permiten sobrevolar lo banal e intrascendente, de manera sostenida.

    Gracias por la mención. Muxu asko!!

    • Isabel 14 mayo, 2012 at 19:21 #

      Es cierto, Paulino, buen símil. A mi estas peceras siempre me han dado claustrofobia. Soy de espacios abiertos.

      Es más, creo que es contraproducente esa “aparente” intención de alimentar la confianza porque el lenguaje gestual puede prestarse a interpretaciones perversas (en ambos sentidos)

      Creo que las personas que se comportan como lo que son, sea cual sea el entorno pero probablemente es cierto que las que son viles sienten un placer especial en ese exhibicionismo jerárquico. Pero hay una cosa que me llama más la atención, y es que probablemente la mayor parte piensan que no atacan, sino que se defienden. Es decir, una especie de espiral que retroalimenta la desconfianza y las guerras. El sistema es muy potente, que duda cabe.

      Gracias a tí 🙂 Muxu asko!!

  3. Tamara García 14 mayo, 2012 at 17:34 #

    En poco menos de 4 minutos se muestra, en un caso práctico, los laberintos del poder. “La audiovisualización del mundo” + Guiones magníficos = Potencia de comunicación e información.

    La frase del inicio, “la ley se mueve muy despacio y yo muy rápido”, la aplicaría a la situación actual, al no esperar a que los colosos se muevan para actuar. Hay que tomar la iniciativa, luchar por la meta en la que ves y crees. Por el contrario, si te pones detrás de un escudo a la espera de que pase la guerra lo más seguro es que te lleven por delante. Si no tienes nada ¿qué puedes perder?

    Ya tengo el gusanillo de las series, mientras antes las censuraba en el primer capítulo, ahora dejo más margen, me fijo más en otras utilidades que el puro entretenimiento. No sólo se quiere consumir historias, sino revivirlas.

    • Isabel 14 mayo, 2012 at 19:28 #

      El equipo de guionistas merece todos los reconocimientos. En este vídeo no se aprecia pero incluso manejan bien los silencios, algo no tan habitual.

      La frase que resaltas a mí también me llamó la atención, pero sólo cuando interesa porque ya ves lo rápido que se mueve todo a golpe de decreto. También es muy explícita la pregunta del contraataque: “¿Ganáis dinero conmigo?” Así nos va.

      Esta serie en concreto yo también la había dejado tras dos capítulos. Reconozco que el título es poco acertado porque de alguna manera predispone equivocadamente porque es muy buena. Por eso es más preocupante el fondo de lo que se transmite. Como le decía a Paulino, el sistema es muuuy potente.

      Gracias Tamara! 🙂

  4. Goio Borge 14 mayo, 2012 at 20:56 #

    a mí sin embargo la escena no me parece natural ni real, al menos en los entornos que conozco. Mi impresión es que en la mayoría de los trabajos, cuando en una conversación pende una amenaza como la que se plantea aquí (o situaciones similares sobre jerarquías) aparecen formas que esconden medallas anteriores, justificaciones mucho menos claras, y nervios, muchos nervios. Aquí parecen todos de un aplomo asombroso. Por supuesto, se debe a que la ficción tiene un guión y la vida no, ya lo sé.

    Obviamente ganarán dinero con él, pero su planteamiento me parece muy poco adecuado, aunque tal vez sí lo sea en la cultura empresarial americana. Tampoco lo creo del todo, mi experiencia con lo poco que vi allí en gestión no se diferenciaba mucho de la española. Eso sí, los recursos eran siempre mucho mayores.

    • Isabel 14 mayo, 2012 at 21:34 #

      ¡Lo sabía! Y lo esperaba 😉
      Claro que sí, ficción es ficción, ¿verdad? Lo cierto es que la serie tiene calidad (para entretener) pero esta perla es especial, aluciné con todo lo que incluía en tan pocos minutos.

      Pero por partes. Puestos a ver ficción, al menos que sea buena y los diálogos en esta serie lo son. Pero tampoco es este ritmo todo el tiempo porque, aunque rápida, las historias van por partes y aquí se entremezclan varias. Por otra parte, el personaje que abre (Eli) está muy bien dibujado e interpretado, lo que se ve aquí es coherente con el resto de la serie.

      En cuanto a lo que dices del grado de irrealidad, también completamente de acuerdo. Todo es mucho más vulgar, aquí y en cualquier parte. Lo que me parece más terrible es el grado de imitación que provoca y como determinados tópicos y abusos van dejando poso.

      Pero lo que más me ha llamado la atención es la “necesidad” de un buen departamento de quiebras para afrontar la recesión. Me ha entrado curiosidad por saber la cifra de negocio y el porcentaje de incremento anual (¿mensual?) de beneficios que está generando la situación actual. ¿Vendrá por ahí la siguiente burbuja? Ya sabes, deformación profesional con esto de los modelos de negocio. Y por cuestionar supuestos, tienen que estar entrando nuevos agentes en este súper juego del monopoly con el que nos vapulean.

      Y habría mucho más por analizar, como los argumentos con los que nos compran: “Si será posible porque haré que te merezca la pena: más dinero, más poder… más independencia”

      Besotes!!! 🙂

      • Goio Borge 14 mayo, 2012 at 21:48 #

        Ah, lo del departamento de quiebras me lo creo. Conozco por ejemplo una consultoría en Bilbao que empezó hace años con cosas medioambientales y luego fue creciendo a diferentes tipos de asesoría. Según me dijeron, el departamento que gestiona EREs es el que actualmente más carga de trabao tiene de todos… Francamente, no me sorprende, es tal agonía asistir al desmoronamiento de la fuerza de trabajo de una empresa que yo creo que de ser el responsable en efecto pagaría lo que fuera para que alguien me lo hiciera todo.

        • Isabel 14 mayo, 2012 at 21:56 #

          Y en los altos niveles, ¿cuanto negocio se estará pactando?
          Ya ves lo que ocurrió con la aprobación de la reforma laboral, que se retrocedieron algunos para volverlos a presentar. Yo es que me creo más las causalidades que ciertas casualidades

  5. Iago 14 mayo, 2012 at 21:43 #

    Pero que peligro tienes con los programitas y estas pijadas, y luego aun quieres que te deje la GoPro…

    • Isabel 14 mayo, 2012 at 21:50 #

      🙂 Sí, es un vicio.

      Pues me compraré mi propia GoPro, pero no te va a quedar mas remedio que enseñarme los trucos #chantajepuro

Trackbacks/Pingbacks

  1. El proceso de reflexión | enPalabras - 11 septiembre, 2011

    […] que el proceso cumpla sus objetivos y no derive en frustración. El primero, sin duda, apunta a las personas y a  estilos de liderazgo lo que tiene mucho que ver con la comprensión de su importancia, con la implicación y con […]

  2. El proceso de reflexión | IG - 11 septiembre, 2011

    […] que el proceso cumpla sus objetivos y no derive en frustración. El primero, sin duda, apunta a las personas y a estilos de liderazgo lo que tiene mucho que ver con la comprensión de su importancia, con la implicación y con […]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies