Experiencias interactivas

… y espacios conversacionales

Tecnologías que permiten la conversación alrededor de un producto mientras parecen hacernos olvidar la necesidad  de diálogo propio.

Se diría que es lo mismo que ocurre con las ciudades, obsesionadas con crear o mantener imagen en lugar de escuchar las nuevas formas de vida y relación que la ciudadanía reinventa.

Una ciudad es un ente cambiante, complejo, un sistema de infinitos nódulos potenciales, pura entropía. Siempre hay problemas y soluciones, cosas buenas y malas. Y los problemas se gestionan, no se dejan que se pudran mientras te gastas el dineral en dar buena imagen. La gente que vive en la ciudad, el ciudadano, no necesita que se le venda ningún mensaje. Ellos pisan las calles, hacen la compra, quedan con los amigos, se enamoran y desenamoran en las plazas y pagan los impuestos correspondientes a los servicios públicos. Saben de qué va la película. Y las ciudades deberían hacerse para ellos.

Las ciudades son personas y ahí está la verdadera ventaja competitiva en «imaginar, sentir, pensar, adaptarnos, adoptarnos, improvisar, organizar, intuir, crear«.

Recorrer las calles la tarde/noche de Nochebuena ofrece, al menos en las ciudades pequeñas, una curiosa visión de la brecha que se agranda en proporción directa al olvido de sus instituciones: la que se genera entre la mayor esperanza de vida y la evolución del modelo cultural en el que la división entre trabajo y vida, entre lo personal y lo profesional, es cada vez más difusa.

No me estoy refiriendo a ningún estudio sino a un indicador muy simple, las posibilidades de aparcamiento. En la medida en que se mantiene la tradición de cenas en familia, los traslados masivos a zonas habitualmente vacías dan algunas pistas del mapa de las ciudades.

La tecnología es necesaria, pero no suficiente. La verdad está ahí afuera «pero exige una aproximación verdadera a esa red, a sus miembros, a sus intereses y sus motivos«. Es importante, y urgente, recuperar el diálogo interior y las conversaciones para poder repensar las estructuras.

, , ,

9 Responses to Experiencias interactivas

  1. rfc 26 diciembre, 2011 at 9:29 #

    Donde viven mis padres es un martirio que se repite todos los años y luego hay que bajar con todos los paquetes de los regalos haciendo procesión hacia el coche. Lo que me explico es como se te ocurre enlazar esto con todos esos temas, lo tuyo es grave. Me gustó el de la ventaja competitiva del ser humano.
    Me debes una visita pero no se te ocurra venir esta semana que estoy de vacaciones. A ver si me pongo un poco al día también por aquí.
    Feliz cambio de año. Un saludo.

    • Isabel 26 diciembre, 2011 at 19:29 #

      Toda la razón rfc 😛
      Supongo que se me ocurren esas conexiones por ya no tengo que concentrarme en la intendencia de los regalos de cuando los hijos son pequeños. La verdad es que lo del del aparcamiento no es la primera vez que lo pienso (y lo sufro) solo que igual coincide con temas en los que me ando fijando especialmente ahora por asuntos de trabajo. Ya sabes, en el fondo todo en mucho más simple de lo que parece.

      También es cierto que estaba deseando encontrar una ocasión para meter este vídeo del robot, que le da un buen toque de humor a algo muy real, que vemos más lo externo que lo interno.

      Que disfrutes de tus vacaciones #sipuedes. Nos vemos en 2012. Un abrazo!

  2. Iago 26 diciembre, 2011 at 11:04 #

    Bueno, pero el desarrollo tecnológico siempre tratará de parchear la realidad mediante la pura y dura imitación! Es como el caso del robot, que se le enseña a autodescubrirse para asociarse a sí mismo dentro del contexto de lo real. Y en su mayoría los desarrollos tecnológicos (y lo urbanistico es tecnológico) prestan más atención a la necesidad que al avance, sobre todo porque cuando hay posibilidades de hacer algo es más facil que se tienda a reproducir que a seguir innovando. Y las estructuras ciudadanas son un gran ejemplo, que duda cabe: crear ciudades partiendo del concepto de imitación sin pararse a pensar en cosas como las implicaciones geográficas. No habrá ejemplos en Coruña!

  3. Isabel 26 diciembre, 2011 at 19:38 #

    Oiga, D. Iago, al empezar a leer pensé que se iba usted a meter con mi robot pero ya veo que no. Dice unas cosas muy interesantes como lo de «prestan más atención a la necesidad que al avance».
    ¿Y si damos un paso más y cuestionamos el significado de «necesidad»?
    Conste en acta que tomo nota del último punto para dentro de un par de meses, justo para cuando coja velocidad este proyecto suyo que nos tiene tan acelerados. 😛

  4. Daniel 26 diciembre, 2011 at 21:08 #

    Ay, pues a mí me encantado el post, Isabel. Has expuesto un tema que me vino a la cabeza mirando la calle principal de mi pueblo (donde está la tienda de mis padres) el día de nochebuena. Pensé: «así sería este lugar si toda la gente que se ha marchado permaneciese aquí». Vamos, que sería como la calle Preciados de Madrid un día de diario. Y lo de los problemas se gestionan en lugar de enterrarlos bajo buenas apariencias me chifla ¿todas las cursivas son tuyas? Porque si es la cita de algún libro, lo quiero ya. Y si es tuyo… pues te copio la cita, con permiso. Es que me encanta (si, me repito y estoy un poco baboso, pero qué quieres… es navidad, y hasta me ha hecho gracia el robotito) Un abrazo!

    • Isabel 26 diciembre, 2011 at 21:33 #

      Gracias Daniel! 🙂 Son estas reflexiones que a una le asaltan mientras anda cotidianeando.
      Supongo que tus padres sí que podrían hacer una buena reflexión… Tiene que resultarles duro.

      Las cursivas son del artículo que enlazo un poco antes (supongo que te refieres a las que incluyen la frase que citas). Me gustó tanto lo que decía y cómo lo decía que opté por transcribirlas. Sé que a veces no hay tiempo de abrir los enlaces y me parecía una pena que se perdieran.

      Las otras cursivas también llevan enlace y si en algún momento tienes un poco de tiempo son lecturas muy recomendables, tanto Bianka (deliciosa) como Jose.

      El robotito es mono, ¿verdad? Un abrazo!

Trackbacks/Pingbacks

  1. Yarn bombing!!! | IG - 4 enero, 2012

    […] tan hogareñas como el punto y el bordado para revestir o adornar elementos urbanos. La expresión humana sale a la calle para rasgar el gris que nos envuelve y alterar la artificialidad de nuestro […]

  2. Yarn bombing!!! | enimaXes.com - 4 enero, 2012

    […] tan hogareñas como el punto y el bordado para revestir o adornar elementos urbanos. La expresión humana sale a la calle para rasgar el gris que nos envuelve y alterar la artificialidad de nuestro […]

  3. Navidad ciudadana: la cercanía y cotidiano | dMudanza - 24 diciembre, 2014

    […] Indicadores sencillos: aparcar en Nochebuna […]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies