¿Qué dejar?

Acotando

Tras la inevitable puesta al día con la última perla-sinde y la cadena de reacciones, explicaciones y demás, el fin de semana ha sido una pura inmersión en el futuro en compañía de Juan Freire, Julen Iturbe y Zemos98.

Después de años entre proyectos de innovación e investigación, entre estudios y evaluaciones, entre interlocuciones excesivamente institucionalizadas, lo que de verdad me apetece es trabajar por el futuro.

He visionado conferencias de aquí y de allá, proyectos, experiencias, ejemplos y más ejemplos. Me sumergí en cada uno de los enlaces propuestos y en los ultimamente etiquetados y aplazados. Imposible  relacionarlos todos, no al menos mientras dure el proceso de acotación y redistribución. O de remezcla, que es más propio. Irán saliendo.

Educación expandida, Banco común de conocimientos, Innovar en democracia, Generación transmedia… Compruebo, no tan asombrada, hasta que punto encajan muchas de las cosas que ya llevamos un tiempo haciendo con este hilo conductor. Sencillamente algunas dejarán de ser experimentales para convertirse en prioritarias.

Saturada de presente y poco adicta a la añoranza, necesito divertirme mientras trabajo. Y creo la situación necesita grandes dosis de ambas cosas, de diversión y de trabajo, que inevitablemente tienen que venir de la mano de la pasión, de las rupturas, de lo políticamente incorrecto, de pedir perdón antes que permiso.

Cierto que a veces entran dudas, pero también que la vida se abre camino, lo que tenemos que saber hacer es dejar de quejarnos y apostar por quienes han de coger el testigo.

Decía Juanjo Muñoz, director del IES Antonio Domínguez Ortiz:

En realidad no hay una adaptación profunda de la escuela al alumnado de ahora, no la hay en ningún sitio. Yo visito muchos centros que quieren es que sigan entrando por la puerta los mismos alumnos que hace 20 años.

Creo que la escuela de hoy en día fracasa porque está envejeciendo con su modelo. En realidad lo que la escuela mayoritariamente quiere como institución es ser la de ayer.

Tienes que partir de lo que el alumno sabe y a partir de ahí ir construyendo lo que tu quieras. Y que ese aprendizaje para el alumno sea significativo. Sin embargo mayoritariamente se parte de lo que el profesor y un listón externo que todo el alumnado tiene que saltar.

El principal problema es el profesorado. Hay una dinámica muy impropia entre los docentes que es la de echar balones fuera, Es decir: las familias tienen la culpa, los políticos tienen la culpa, las leyes tienen la culpa, la televisión tienen la culpa, Internet tiene la culpa, es que con los móviles escriben mal…

Comparto yo también el vídeo de La Escuela Expandida, un documental de ZEMOS98 e Intermedia. Por si alguien no lo ha visto.

, , ,

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies